DE LOCURA, CHEYENNES A LA FINAL

Un regreso de kick-off de 35 yardas por parte de Osvaldo Canchola Velázquez (44), a cuatro segundos del silbatazo final, permitió a los Cheyennes de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Instituto Politécnico Nacional (ESIME-IPN) rescatar una victoria que parecía haberse escapado de sus manos, para derrotar de manera cardíaca a los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por 28-24, y a tan solo tres años de ejercer su derecho de ascenso al ganar la Conferencia II, estarán presentes en la gran final para buscar el campeonato de la máxima conferencia de la Categoría Intermedia de ONEFA.

Una asistencia de alrededor de dos mil espectadores en el Estadio “Ing. Wilfrido Massieu Pérez” de la Unidad Profesional de Zacatenco, presenciaron un partido que sin duda no le pide nada a ningún juego de cualquier categoría en los últimos años, digno de la gran tradición de los clásicos IPN-UNAM, y donde finalmente la tribu verdiblanca, gracias en buena medida a sus equipos especiales, logró con todo merecimiento su pase a la gran final, contra un rival que parecía haberles arrebatado el boleto a Nuevo León de la bolsa, con un pase de anotación de Ricardo Rincón Samperio (4) con Aldo Romero Morales (84), faltando alrededor de 15 segundos para el final.

Desde el primer cuarto se estableció el duelo de defensivas que sería la tónica de todo el partido, hasta que Rincón busca en un pase profundo a su receptor favorito, Rodrigo Murguía Yrigoyen (87), pero un gran trabajo de cobertura de Fabián Luna Cuesta (33) favorece la intercepción de Mauricio Melo Zamudio (27), quien regresa el ovoide hasta la 45 de los Pumas, y de ahí los verdiblancos se enfila hasta anotar en carrera de una yarda de su QB Edgar Rodríguez Alvarado (12), para el 7-0.

Pero en los albores del segundo cuarto, Rincón coloca un pase milimétrico a las manos de Hugo Cardona Domenzáin (16), para una ganancia de 43 yardas y primero y gol en la cinco de los locales, y dos jugadas después conecta un pase flotado de seis yardas a la banda derecha con Ricardo Pérez Sánchez (7), para dar la igualada a la Horda del Pedregal, 7-7.

Ya dentro de los últimos segundos del período, el ataque terrestre impulsa a los Pumas hasta la yarda 10 de territorio politécnico, donde Fernando Mejía Gómez (30) conecta un gol de campo de 28 yardas totales que los pone en la delantera por primera vez en el cotejo, 10-7.

Pero los Pumas dejaron cinco segundos en el reloj, y lo pagarían muy caro, pues David Ramírez Paredes (3) fildea el kick-off en su yarda uno, y por toda la banda derecha encuentra una rendija para escaparse 99 yardas hasta la tierra prometida, y luego conectar el punto extra para mandar a la tribu verdiblanca al descanso con la ventaja por 14-10.

Regresando del descanso, el ataque terrestre de los Pumas, encabezado por Fernando Moreno Rodríguez (10), Juan Carlos Ibarra Fierro (25) y Benjamín Gómez Sánchez (6), inclina el control territorial a favor de los visitantes, pero la defensiva politécnica resiste hasta que Rincón conecta un pase de 34 yardas con Cardona, superando la marca de Ulises García Ibarra (13), para poner primero y gol en la ocho, y dos jugadas después anota en pase de cuatro yardas para Aldo Romero, para la cuarta voltereta en el marcador, 17-14.

El reloj avanzaba inexorablemente en favor de los Pumas, y con 3:40 por jugar los politécnicos tienen que arrancar ofensiva en su propia yarda nueve. Pero de la nada Edgar Rodríguez manda sus dos mejores pases del partido, primero amagando carrera por el centro para soltar un perfecto muñecazo a las manos de Emilio Alvarado Sánchez (88), para 44 yardas, y dos jugadas después conecta un perfecto arcoíris de 38 yardas con David Ramírez, para darle la ventaja a la tribu por 21-17 con 1:50 en el reloj.

Los Pumas toman la ofensiva con la necesidad imperiosa de anotar, pues un gol de campo no les servía de nada. Llegan hasta la yarda 37 de los locales con apenas 25 segundos en el reloj, y luego de evitar milagrosamente la captura de Alberto Regalado Piña (18), Ricardo Rincón manda un perfecto pase a Romero, quien aprovecha un breve parpadeo del perímetro politécnico para recibir el touchdown que parecía sepultar las esperanzas de los Cheyennes y daba a los Pumas la ventaja por 24-21.

Pero una serie de actitudes antideportivas durante el festejo de la anotación llevó a los Pumas a efectuar el kick-off desde su propia yarda cinco. Tal vez tratando de evitar otro regreso de David Ramírez, Fernando Mejía manda una patada rasa al centro, donde Osvaldo Canchola toma el ovoide y encuentra una pared de bloqueo que le abre toda la banda derecha para llegar a las diagonales y desatar la algarabía en una tribuna que, por los decibeles que emitió en ese momento, parecía tener un lleno absoluto. El extra de Ramírez de nueva cuenta puso a los Pumas en la necesidad de ir por el touchdown.

Nuevamente, castigos de actitud antideportiva obligan a los Cheyennes a efectuar el kick-off desde su propia yarda 10, pero Ramírez suelta un cañonazo de 70 yardas que obliga a Juan Carlos Ibarra a hincarse en su propia yarda 20 para darle un último “ave maría” a su mariscal de campo, el cual es incompleto y decreta el pase de la tribu de Zacatenco a la gran final de la Conferencia Verde, en la cual visitarán a los Auténticos Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), que anoche derrotaron 34-20 a las Águilas Blancas del IPN y buscarán su sexto campeonato nacional consecutivo, avalado por ONEFA, en la Categoría de Plata.

Entre las figuras defensivas de este memorable duelo, cabe destacar por los verdiblancos a Juan José Carmona López (24), Uriel Silva Figueroa (28), Canchola, Juan Manuel Sandoval Martínez (49), Marcos Aguiñaga Valdés (54), Giovanni Martínez Guerrero (55), Jimmy Copca Huerta (94) y Hugo Mendoza Gil (99); del lado de los auriazules, a Daniel Martínez Maldonado (2), Carlos Zambrano Montiel (3), Hidekel Solares Orozco (9), David Herrera Castellanos (32), Emiliano González Perdomo (33), Achtli Curiel Martínez (35), José María Mancera Blanco (54), Jorge Nava López (91) y Brandon Guerrero Plasencia (95).

CONFERENCIAS BLANCA Y ROJA

Quedaron así mismo definidas las finales para las otras conferencias, y debido a causas de fuerza mayor, los Correcaminos Victoria de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) declinaron su participación en la ronda semifinal, por lo que los Pumas Acatlán de la UNAM lograron su pase a la final por forfeit (1-0), y recibirán en el juego de campeonato a los Centinelas del Cuerpo de Guardias Presidenciales (CGP), que en la otra semifinal vencieron en un duelo muy cerrado a los Búhos de la Esucela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional (ESM-IPN) por 26-20.

En la Conferencia Roja tuvimos también semifinales de alarido y jornada dominada por los visitantes, ya que los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara (UDG) vencieron 26-25 a los Toros Salvajes de la Universidad Autónoma Chapingo, sobre la grama del “Palomo Ruiz Tapia” de Texcoco, mientras que en la Ciudad Universitaria de Puebla, los Frailes de la Universidad del Tepeyac dieron cuenta de los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), por 34-28.

Con ello, la Gran Final de este sector se trasladará a la Perla de Occidente, pues los Leones Negros serán anfitriones de los Frailes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *