REVES A RENCOROSOS Y ESCEPTICOS DEL FA

Por Pedro Flores

Bien dicen que en política no hay casualidades y que muchos hablan para pensar en lugar de pensar para hablar, y esto sucedió recientemente en el futbol americano, nacional, principalmente en la ONEFA.

Sabemos que hubo mucha gente, aficionados y medios de comunicación que se manifestaron en contra de la suspensión del juego entre Aguilas Blancas vs Pumas y también de que el encuentro entre acatlecos y los de Santo Tomás se haya llevado al “Joaquín Amaro”, hubo voces que dijeron que prácticamente sería a puerta cerrada.

Pero ese modo de pensar está reflejando un fanatismo negativo y egoísta, es pensar en función individual y no general o sea en beneficio de todos, y como dijimos al principio, en política no hay casualidades y eso se demostró en los acuerdos de alto nivel para llevar a cabo este evento.

Al presentarse el problema de porros en CU y ante el 50 aniversario de los hechos de Tlatelolco en 1968, las autoridades tanto del IPN como de la UNAM, instituciones fundamentales dentro del Fútbol americano nacional, pensaron en un plan que no alterara el calendario pero sobre todo RESGUARDAR LA SEGURIDAD DEL AFICIONADO.

La misión no era fácil, sabían que dicha medida no sería bien recibida, sería dolorosa pero necesaria, por el bien de la imagen del deporte y la seguridad de las familias. Si bien ya se había hablado de que el juego entre pumas acatlan y Aguilas Blancas se podría realizar en el “Joaquín Amaro”, las circunstancias fortalecieron la idea y resultó un éxito.

Las tribunas se llenaron, familias enteras asistieron al encuentro CON PLENA SEGURIDAD, y hubo una gran ceremonia previa al encuentro en donde jugadores de ambos equipos y militares sostuvieron la bandera nacional, se entonó el himno nacional y se lanzaron goyas y huelums ante autoridades de la UNAM, del IPN y naturalmente las militares, a cuyo final se escucharon los aplausos..

Y ya que hablamos de los militares, podemos decir que la comunión que hubo con las instituciones educativas fue total y se demostró la solidaridad que existe actualmente entre las fuerzas armadas, en lo particular el Cuerpo de Guardias Presidenciales con el fútbol americano, con la sociedad y el aficionado cuya seguridad se resguardó en todo momento para beneficio de todos, salvo las voces de los rencorosos y escépticos o los que están en contra del fútbol americano que nunca faltan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *