ASI SE ACABARIA EL hUACHICOLEO DE JUGADORES EN EL F.A

Por Pedro Flores

Ya vienen los Congresos de todas las ligas y todas buscarán mejorar en su estructura interna para poder mejorar el producto externo y obviamente tanto en ONEFA como en la Premier se hablará sobre mayor acercamiento, el regreso de los Tazones, el acercamiento de las selecciones y hasta de un Tazón Azteca unido, pero el gran tema entre ambas será el huachicoleo, o sea la extracción ilegal de jugadores.

Este tema ha sido prácticamente la diferencia toral entre ambas ligas, una se siente perjudicada y otra se ajusta a las leyes no escritas dentro del fútbol americano para reclutar a jugadores lo que ha formado un círculo vicioso y unos viciosos en círculo.

Pero ha sido exactamente la falta de leyes en el fútbol americano lo que ha provocado la división en nuestro amado deporte ya que si se contará con una reglamentación específica sobre los derechos de formación de los jugadores, este problema prácticamente se disminuiría al 90 por ciento.

Si las ligas promovieran en sus reglamentos y/o estatutos un rubro sobre los Derechos de Formación, que  son aquellos que poseen las instituciones o clubes  para cuidar su patrimonio cuando un jugador, que fue formado como tal en un club, es “llamado” por  otra institución.

Si los clubes o instituciones hicieran firmar a los padres un documento en el que se consignara que si bien los padres pagan inscripción y algunas cosas más, el jugador, que muchas veces se inicia en preinfantil, el club o la institución tiene los derechos sobre  el jugador hasta liga intermedia y en el caso de que quiere emigrar,  el equipo al que fuese,  tendría que pagar por los derechos de formación..

Tal vez digan que los padres tienen el sagrado derecho de canalizar a sus hijos a donde mejor les convenga y eso nadie se lo puede discutir, pero por eso se les haría firmar un documento en el que se cuidarían los intereses del club en el que inició su hijo su vida deportiva y si bien a ellos no se les impondría reclamo económico alguno, en el caso de incumplimiento, el club o la institución si los podría acusar de incumplimiento  de contrato o daño moral en un juicio.

Todo lo anterior existe en nuestra mundo judicial, y su aplicación puede resultar complicada, y para algunos impensable para otros, hay que recordar un viejo adagio legal, que señala que el desconocimiento de las leyes no afecta su aplicación, y si las ligas no buscan proteger sus intereses basados en ellas, seguirán quejándose indefinidamente, lo cual nos recuerda un viejo adagio de la sabiduría popular, que señala: el que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *